X

Boletín Legal

logo

PROPONEN AUMENTAR LA TARIFA DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA EN ZONAS FRANCAS

El proyecto de reforma tributaria aumentaría la tarifa combinada de renta para los usuarios industriales y comerciales de zona franca en al menos siete puntos porcentuales

De acuerdo con el proyecto de reforma tributaria presentado por el Gobierno Nacional ante el Congreso de la República el pasado 19 de octubre de 2016, la tarifa del impuesto sobre la renta para usuarios operadores e industriales de zona franca sería 10 puntos porcentuales inferior a la tarifa general de renta. En ese sentido, la tarifa de renta de estos usuarios para el 2017 sería de 24%, para el 2018 de 23% y a partir del 2019 sería del 22%. Los usuarios comerciales de zona franca estarán sujetos a la tarifa general de renta que sería de 34% para el 2017, 33% para el 2018 y 32% desde el 2019.

Adicionalmente, los usuarios de zona franca cuya base gravable del impuesto sobre la renta sea de al menos ochocientos millones de pesos colombianos (COP800.000.000), estarían sujetos a la sobretasa de dicho impuesto cuya tarifa es del 5% para el 2017 y del 3% para el 2018. De la base gravable que se tome para calcular la sobretasa se descontarían ochocientos millones de pesos colombianos (COP800.000.000).

Finalmente, el proyecto de reforma tributaria prevé derogar el CREE. Por tanto, desaparecería la diferencia impositiva en materia de CREE existente entre las zonas francas permanentes declaradas hasta el 31 de diciembre de 2012 y desde el 1 de enero de 2013.

En conclusión, la tarifa corporativa de renta combinada para los usuarios operadores e industriales de zona franca podría llegar a ser de hasta 29% para el 2017, 26% para el 2018 y 22% a partir del 2019. En relación con los usuarios comerciales de zona franca, las tarifas aplicables podrían ser de hasta 39% para el 2017, 36% para el 2018 y 32% desde el 2019.

Lo anterior, sin perjuicio del impuesto sobre los dividendos o participaciones a la tarifa de hasta el 10% que podrá aplicar si dichos recursos se canalizan a sociedades y entidades extranjeras y personas naturales.

En materia de IVA, el proyecto de reforma tributaria prevé que la base gravable para calcular el IVA en las importaciones desde zona franca o desde el extranjero con componentes nacionales será la misma que se tiene en cuenta para liquidar los derechos de aduana, sumados con el valor de dicho gravamen, adicionando el valor de los costos de producción y sin descontar el valor del componente nacional exportado. Lo anterior, independientemente de que se trate de una zona franca declarada hasta el 31 de diciembre de 2012 o desde el 1 de enero de 2013.

Es importante mencionar que el proyecto de reforma tributaria no diferencia entre tipos de zonas francas. Por consiguiente, el régimen impositivo propuesto sería aplicable incluso a las zonas francas permanentes costa afuera.